The Kernel Brewery, Londres


logo_the_kernel

HISTORIA DE THE KERNEL BREWERY.

Evin O’Riordain, brewer y fundador de The Kernel, realizó un viaje a Nueva York para sus antiguos jefes que tenían una tienda de quesos en Londres. Tenían un cliente en Nueva York que quería aprender todo lo posible sobre los quesos, así que Evin pasó varios meses en Estados Unidos enseñándole todo sobre quesos: cómo cuidarlos, las recetas históricas, los estilos, los productores, etc. Después del trabajo solían tomarse unas cervezas en diferentes bares y lugares con cervezas increíbles, e hicieron su educación cervecera: lo mismo que él hacía para ellos con los quesos. Una cantidad de información que nunca había recibido en toda su vida, hasta el punto que se llegó a preguntar: ¿Dónde ha estado esto toda mi vida? Trataban la cerveza como él trataba a los quesos, por eso les entendía, pero nunca había recibido ésta información, simplemente se limitaba a beberla en cantidad y divertirse. A su vuelta de Estados Unidos supo que debía montar una micro-cervecería con la experiencia adquirida del otro lado del charco y porque pensaba que era necesario. Su inspiración viene de América del norte y es por lo que empezó a realizar sus primeras recetas en su casa, como homebrewer.

 

PRODUCCIÓN Y EXPORTACIÓN DE THE KERNEL BREWERY.

Evin estuvo 6-7 años en Estados Unidos y en el 2009 comenzó con la micro-cervecería.
Empezó él solo con una maquinaria de 600l/cocción y ahora son un equipo de 10 personas con un sistema de 3200l/cocción. Producen unas 3-4 veces por semana llegando a unos 5000 hectolitros al año.
En el año 2013, exportaron cerca del 5% de su producción, quedándose la mayoría de sus cervezas en Londres. No porque no haya demanda, sino porque es más importante para The Kernel Brewery cuidar su mercado local, sus amigos, su ciudad y así poder ofrecer cerveza “fresca” manteniendo una relación directa con los clientes.
De está manera, el 70-75% se queda en Londres y el 20-25% en el Reino Unido, exportando el resto principalmente a España e Italia, aunque recientemente abrieron el mercado Sueco y Francés.
Si cada lugar tuviera sus propias fábricas de cerveza, beberíamos cerveza local “fresca” en vez de tener muchas fábricas exportando cerveza por todo el mundo. Aunque sea muy interesante probar cervezas de otros sitios que de otra forma no podrías probar. Pero Evin cree que como principio general es más saludable beber local: a nivel de calidad, a nivel social y a nivel económico.

 

 

FILOSOFÍA DE BEBER CERVEZA LOCAL “FRESCA”.

Todas las cervezas de The Kernel Brewery con perfil de lúpulo como las Pale Ale, IPA, Double IPA o Table Beer, tienen 4 meses de caducidad desde la fecha de embotellado, ya que embotellan productos “vivos” por lo que necesitan un tiempo para acondicionarse a la botella y será 2 semanas después cuando estén listas para beberla, en su punto de carbonatación y acondicionamiento.
Ponen 4 meses como recomendación pero resulta un tiempo algo ambiguo porque en algunos casos les gustaría que se tomarán antes (2 meses), pero deben hacer posible que sus clientes puedan vender las cervezas en un cierto periodo de tiempo. El tiempo afecta al producto haciendo que si se toma al cabo de 4 meses, el resultado es una cerveza más suave, con lúpulos suavizados, con un sabor más maltoso, algo más redondeado, dulce y con un amargor más áspero que le puede gustar más a la gente, aunque se trate de una degradación del producto original.
Los sábados es el día de cambio de rutina ya que los productores abren un bar cara al público en el que puedes comprar cervezas para llevártelas a casa o sentarte y disfrutarlas in situ.

 

FORMA DE TRABAJAR EN THE KERNEL BREWERY.

Su forma de trabajar consiste en que siempre han procurado que cada componente se implique al máximo en todos los aspectos del negocio, de tal forma que se reduce la especialización y la jerarquía haciendo que haya cierta horizontalidad en una comunidad de personas: todos producen, embotellan, responden al teléfono, preparan pedidos… Todos entienden cada parte del proceso físicamente dentro de la fábrica por lo que todos se sienten responsables de todos los aspectos, así la gente siente con más fuerza lo que hace.
Ésta forma de trabajar no ha sido planeada con anterioridad como un modelo organizativo, más bien se ha desarrollado organícamente en base a los principios de Evin y a su experiencia acumulada en sus anteriores empleos dentro de sistemas rígidos estructurados en los que cada componente tenía su función. Evin resume su visión en 2 términos: libertad y responsabilidad, para conseguir una manera más saludable y coherente de trabajar en un ambiente en el que poder disfrutar haciendo la mejor cerveza posible.

Cerveceria-Boulevard-Irun-TheKernel

Parte de la gama de The Kernel Brewery.

¿QUIÉN ES EVIN O’RIORDAIN?

Siempre ha creído que las cosas se pueden mejorar cambiando las situaciones, que no hay cosas que siempre tengan que ser de cierta manera porque si. Cree en las personas y en sus capacidades dentro de una comunidad sin que el fundador o el cervecero sea la persona más importante, siendo consciente que sin el grupo, él no tiene razón de ser. Lo importante es el producto, la cerveza, por eso el marketing de The Kernel Brewery, la publicidad, las etiquetas, son muy sencillas. Piensa que un excesivo enfoque sobre su persona puede distorsionar lo que es The Kernel Brewery en esencia distrayendo de lo que verdaderamente importa: la cerveza.

 

Texto extraído de una entrevista realizada por Localbier.

Cerveceria-Boulevard-Irun-The-Kernel-Brewery

Pizarra The Kernel, Citra Simcoe en grifo 2.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

3 ideas sobre “The Kernel Brewery, Londres